Qué es un hosting o alojamiento web

Para tener un sitio web en Internet es requisito tener un servicio de hosting.

Hay gente que se decanta por un blog gratis para ahorrarse esa chiquita inversión, pero a la extendida se arrepiente dado la cantidad considerable de restricciones que tienen y acaba empleando su hospedaje web.

Si deseas tener una presencia profesional en la Red tienes que contratar un hosting de calidad, con unos servidores poderosos y equilibrados y con un sustento competente.

Qué es un hosting

Un hosting es un servicio de hospedaje web, un espacio en Internet en el que puedes guardar tus contenidos para tenerlos siempre accesibles o para compartirlos con los otros.

Comúnmente, este sistema de hospedaje se usa para alojar un sitio web con el objetivo de darla a comprender y lograr un preciso objetivo: ventas, creación de marca, captación de leads, creación de una red social, etc.

Además, los hostings tienen un servidor propio de mail con el que puedes hacer cuentas de mail con tu dominio. Entre otras cosas, pepe@tudominio.com.

Las páginas de internet se guardan en servidores, que son unos ordenadores con unas propiedades destacables que están por siempre conectados a la Red.

 

 

Para conectarse a estos equipos informáticos es requisito comprender su dirección IP, un número que los identifica y facilita entrar a ellos.

Piensa que tuvieras que recordar cada número IP de cada servidor donde está hospedada tu página, la del banco, la del diario, la ese blog que te gusta… Imposible.

Para hacer más simple el ingreso a las páginas de internet se hicieron las DNS (Domain Name Servers). Este protocolo vincula las IP de cada servidor con el nombre de dominio que tiene. Entre otras cosas, para ingresar en la página web de Arturo García no es requisito poner en el navegador su dirección IP, sino que alcanza con poner arturogarcia.com.

Hablamos de dominio. ¿Quieres entender qué es? Aquí tienes la definición.

Qué es un dominio

Un dominio es el nombre que identifica a un portal de internet. Tiene la posibilidad de tener diferentes extensiones: .com, .org, .net.

Si hiciéramos un símil con el mundo real, el hosting sería el espacio que ocupa un negocio, en tanto que el dominio sería la dirección donde está.

Por medio de los dominios logramos hallar un sitio web entre los millones que hay sin obligación de recordar una secuencia de números raros.

Los suministradores de hosting acostumbran sugerir un dominio gratis a lo largo del año uno, no obstante, puedes poseerlo en la misma compañía o en otra diferente. Alcanza con vincular el dominio con el hosting por medio de las DNS.

Consejos para contratar un hosting

En el momento de contratar un óptimo proveedor de hospedaje web, es sustancial tomar en cuenta una secuencia de causantes que resultan de esencial consideración para el buen desempeño del servidor y, por consiguiente, del sitio web.

Es muy recurrente que al empezar un emprendimiento elijas un hosting low cost y también gratis. Este pertenece a los superiores fallos que puedes cometer, dado que estos servicios se quedan muy cortos para un sitio web dinámico, como las que puedes llevar a cabo con administradores de contenidos como WordPress o Joomla.

Hay hostings de calidad desde 5$ al mes. Alguno puede posibilitarse esa inversión.

Veremos cuáles son los causantes que tienes que tomar en cuenta para seleccionar un hosting.

Espacio en disco

Es el espacio que te asignan en tu servidor web. Algún hosting proponen proporciones tan ridículas como 50 MB o 100 MB. Eso con la instalación de WordPress y algunos plugins el repleto.

Además, para que el servidor ande con fluidez requiere tener espacio sin ocupar. Por esto, es preferible no quedarse corto en este aspecto.

A partir de 1 GB es una aceptable cifra para comenzar. Acorde tu web vaya incrementando su tamaño, vas a necesitar contratar un espacio más grande.

Además, no solo es sustancial la proporción de espacio, sino la calidad del mismo. Ya hace unos años se está implantando la tecnología SSD que es bastante eficaz. Ten en cuenta de que tu proveedor la tiene.

Transferencia mensual

Cada página dentro de tu página web tiene un peso concreto.

Entre otras cosas, la homepage, portada u home frecuenta tener un peso cerca de 1 MB. Eso supone que siempre que un usuario ingresa a tu home consume 1 MB de la transferencia de datos de tu servidor.

Los suministradores de hospedaje web contabilizan esta transferencia cada mes. Si te pasas, tienen la posibilidad de ocurrir dos cosas: que te cobren un plus o que tu web no ande.

Por esto es sustancial que vayas sobrado además en este aspecto. 10 GB tienen que ser más que suficientes para nuevos proyectos.

Facilidad de gestión

La gestión de un portal de internet no es una labor simple porque necesita de unos entendimientos avanzados de informática.

Lo verdaderamente posible es que no los poseas, por eso es de esencial consideración que el panel de control del hosting sea simple, en deducible, ósea, que logre manejarlo todo el planeta.

Un nivel en la administración de hospedajes web es cPanel. Es simple y efectivo.

Velocidad

La agilidad de carga de tu web es primordial, primordialmente, por dos fundamentos. El primero es que si tarda bastante en cargar, los visitantes se irán sin ver nada. La segunda es que Google lo valora bastante, por lo cual si carga ágil mejorarás el SEO.

Por eso esto no es moco de pavo. Por muy mejorada que esté tu web, si el hosting es retardado, tardará en cargar.

Puedes investigar la agilidad de carga de tu web con Pingdom o GTMetrix.

Seguridad

Hay una secuencia de configuraciones que tienes que llevar a cabo en tu web para que sea más segura, como sostener actualizado el administrador de contenidos que uses.

No obstante, esto no es bastante. Además, tienes que tomar en cuenta que si una página guardada en el mismo servidor que el tuyo se infecta, el inconveniente además te puede perjudicar a ti.

Por consiguiente, es primordial que tu proveedor sea seguro y cuente con sistemas de custodia contra los asaltos, de esta forma como un sistema automatizado de backups.

Soporte y atención al cliente

Otro punto crítico. Y sucede que puedes suponer que solo te será necesario cuando poseas un inconveniente técnico, pero no es de esta manera.

Cuando creas un sitio web, es muy posible que necesites entrar en contacto con el sustento para modificar algunas propiedades del servidor para que tu web ande de manera correcta, como la edición de PHP o la memoria asignada a cada desarrollo.

Es sustancial que el sustento sea ágil y efectivo: ágil para ofrecerte una respuesta a tu problema; y efectivo para que lo encuentre una solución o te diga cómo llevarlo a cabo.

Cuantos más canales de comunicación te ofrezca mejor:

  • Email
  • Tickets
  • Chat
  • Teléfono

Y si están accesibles 24 horas al día, 7 días por semana, buenísimo.

Servicio de migración

Piensa que tienes una página en un servidor que te ofrece inconvenientes y deseas cambiar. El inconveniente es que no tienes ni iniciativa de cómo se hace. Ya que un óptimo proveedor de hosting te lo va a hacer de manera gratis al contratar sus servicios.

Ubicación

Un aspecto que influye en el tiempo de carga de una página es la localidad del servidor. Si tu público propósito está en España y tu servidor en USA, lo habitual es que le cueste cargar.

Es de suma importancia que esté en el mismo continente. Y cuanto más cerca de tu país, mejor aún.

Reputación

Antes de contratar un hosting, busca en Google críticas sobre esa compañía. En su web los testimonios seguramente son magníficos, no van a poner los pésimos.

En un buscador vas a encontrar foros y blogs comentando de su vivencia. Estos testimonios son muchísimo más fiables. Fíjate si se reitera alguna crítica y si es sustancial para tu emprendimiento o no.

Precio y garantía de devolución

Y el valor es el último aspecto porque es el menos sustancial. No te digo que dé igual y que te gastes 50 $ al mes, sino que no te decantes por uno u otro hosting por una distingue de 20 o 30 $ cada un año.

Las empresas de  hosting serio, acostumbran sugerir garantía de devolución a lo largo de 15 o 30 días. Esto te facilita evaluar uno y si no te convence ofrecerte de baja.

Podría pasar que la multitud dice que un hosting es espectacular y tú no te sientas a gusto. De todas formas, que ofrezca la garantía es señal de que tienen fe en su servicio.

Conclusión

Si sigues estos 10 consejos es muy complicado que te equivoques en la selección de hosting y si fuera de esta manera, siempre puedes reclamar la devolución del dinero a lo largo del tiempo de prueba.

Fíjate fundamentalmente en que utilice cPanel, que las webs que lo utilizan carguen ágil, que sus individuos estén contentos y que cuente con sustento técnico en castellano 24 horas al día, a ser viable, además por teléfono.

 

 

Nuestras Reseñas de Hosting

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está satisfecho con él. Más información