Hosting barato, cinco claves para que no te den gato por liebre

Si deseas un sitio web simple, un hosting barato puede ser lo suficiente para alojarlo. A los futuros web máster frecuentemente nos puede la emoción y la ambición y nos gastamos más dinero de que hace falta. Como recomendación debemos pensar 2 o 3 veces antes de hacer una invasión que tal vez nos lleve a perder dinero.

 

No estoy diciendo que seas más tan avaro que el Mr. Burns. Busca la estabilidad. En la horquilla de costos de 3 $ a 5 $ por mes puedes tener un hosting de garantías. Es un gasto al alcance de muchos de nosotros que iniciamos. Unos cuantas cervezas menos y listo.

Pero viéndolo desde otro punto, por este precio tan bajo, podemos encontrarnos con una verdadera montaña de basura. Por eso te voy a ofrecer cinco consejos para que no te den gato por liebre, ósea, para que no te engañen.

 

5 Claves para contratar un hosting barato

Y sucede que hay una secuencia de componentes esenciales a tomar en cuenta que distinguen un hosting barato y complicado de un hosting bueno y barato.

Algunos son más evidentes y otros no tanto.

Por eso debemos darle una buena leída con paciencia para que a futuro no nos llevemos una mala experiencia.

1. Busca reseñas de blogueros especializados

Cada vez hay más diseñadores web, desarrolladores, consultores de marketing y blogueros con otro tipo de perfiles que analizan con todo lujo de datos el desempeño y las propiedades de los suministradores de hosting web.

Por mucha seguridad que poseas en uno de ellos, no te tomes su examen como la realidad absoluta. Ya que el trabajo diario de los servidores en cualquier empresa es algo variable, no importa el costo no podrán garantizar esto.

Puede que justo en la fecha que ha hecho su análisis vayan como la ceda, pero cuando tú los compres fallen son cosas que puede pasar.

Por esto, tienes que leer reseñas de numerosos blogueros sobre un mismo hosting. Desde ya te adelanto que vas a encontrar muchas críticas, unas apoyando el servicio y otras completamente contrarias, pero una gran mayoría siempre concuerdan.

También puede suceder que justo ese día los servidores tengan alguna falla técnica y el bloguero o youtuber deje una mala reseña, pero la realidad sea otra.

Repito nuevamente que debemos analizar todo con paciencia y detenidamente para así ganar experiencia propia a futuro.

2. Fíjate en las críticas de otros usuarios

Internet es el medio más democrático que hay. Toda persona que tenga acceso a la red puede expresar su opinión (blogs, foros, redes sociales…).

Explota esta situación en tu favor.

Realiza una búsqueda en Google con el nombre de la empresa que deseas averiguar junto con las palabras  “opiniones” u “opinión”. Cientos de resultados van a aparecer en tu pantalla organizada de 10 en 10 en los resultados de búsqueda.

Además, puedes preguntar a la multitud que sepas que tenga sitio web, bien sea un amigo, un familiar o un bloguero al que sigues.

3. Que tenga sustento telefónico

Este punto puede ser de esencial consideración por numerosos fundamentos.

  • El primero es que en el caso de que seas un absoluto zote de la tecnología, necesitas poder ingresar a alguien que te explique las cosas relacionadas con el hosting.
  • El segundo es que si tienes un inconveniente grave (como que tu web no funcione), es la forma eficaz de solucionarlo. Alcanza con coger el dispositivo y llamar.

Importante y primordial que esté en español. Ya es muy difícil comprender los asuntos técnicos como para encima tener que llevarlo a cabo en inglés.

4. Prestaciones básicas

Como ya hemos dicho en este texto, los requisitos mínimos de un óptimo hosting son que tenga discos con tecnología SSD (Solid State Drive), dado que son muchísimo más veloces que los comunes HDD (Hard Disk Drive).

Además, también importa que el espacio en disco sea bastante para alojar el sitio web, el servicio de correo y sobre espacio para moverla con fluidez. Con 1 GB de alojamiento es bastante.

La transferencia de datos por mes también es otro punto a tomar en cuenta, ya que siempre que se carga una página de tu portal web se consumen elementos del servidor.

Por ejemplo,  si tu home o página de inicio pesa 2Mb, llega un usuario y ya estará ocupando una parte de megas. Para iniciar con un espacio de 5 GB es más que suficiente, luego podrás ir aumentándolo.

Como dato importante: Las empresas que te limitan el espacio en las bases de datos NO son nada aconsejables.

5. Precaución con los costos adicionales

Hay que andar ojo con las artimañas de las empresas para hacernos creer que iremos a abonar menos de lo que verdaderamente nos van a cobrar.

Para comenzar, tienes que entender que los valores mostradores acostumbran verse sin IVA. El aumento del precio al final de la compra puede aumentar considerablemente dependiendo desde el país que realices la compra.

Esto no lo vas a saber hasta el momento justo antes de abonar.

Ojo con el hosting barato

Como has podido corroborar, es muy recurrente que el hosting barato no lo sea tanto o que su calidad sea tan deficiente que no merezca la pena contratarlo.

Hay algunas empresas que proporcionan el servicio que merecen la pena y son muy económicos, además que en internet encontraras muchos, pero hay que saber elegirlos para no atraer a nuestro proyecto web más que problemas.

Mi sugerencia es que tomes estas 5 claves. Si lo haces, lo verdaderamente posible es que aciertes en la oferta de hosting barato que deseas contratar.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está satisfecho con él. Más información