Cómo reconocer un hosting de calidad

Hosting de calidad como reconocer uno bueno

Todos nuestros proyectos que irán a internet se merecen tener un hosting de calidad y de seguro te ha entrado la duda de alguno de ellos porque has visto su publicada en internet o te lo han contrato.

Pero lamentablemente te des cuenta tarde que justo después de contratarlo su servicio deja mucho que desear y ya será tarde para pedir que te devuelvan el dinero (suponiendo que tenga garantía de devolución).

Aun así, en otras ocasiones hay momentos en el que es totalmente preferible cambiar de forma inmediata, ya que por culpa de ese proveedor de hosting se está perjudicando tu posicionamiento web y tu emprendimiento correo peligro.

En este post voy a tratar de guiarte a verificar que el hosting que has contratado es de buena calidad, así tendrás la oportunidad de entender si cambiar ya de promovedor o esperar a que acabe el contrato o a su vez hablar con soporte para que verifiquen tus necesidades

En este texto, vamos a intentar ayudarte a revisar si tienes un  hosting de calidad. Con esto, tendrás la posibilidad de comprender si te conviene cambiar ya, esperar a que  acabe el contrato o darle una segunda oportunidad al actual.

Pudiera ser que a lo mejor el hosting es bueno, pero justo en ese momento hubo un inconveniente popularizado o un ataque y te ha tocado a ti tomar los platos rotos.

Como medir la calidad de nuestro hosting

Intentaremos mostrar que como poder valorar o medir si el hosting que tienes contratado es de buena calidad o de por lo menos una cálida aceptable o nos han timado por completo.

Es que la verdad a mucha gente que conozco eligen el hosting solo porque le llamo mucho la atención en la publicada o por el valor económico, pero dejan de lado lo verdaderamente importante, que sea de una calidad buena.

Si tienes inquietudes de sí tu hosting lo es bueno o no, por atención a estas recomendaciones.

1. Las Propiedades técnicas

hosting de calidad

Si el software empleado es relevante, mucho más lo es el hardware que emplee y los elementos de tu proveedor, estos son claves para internet si tu hosting puede ir a la perfección o se queda pequeño.

Para esto debemos entender que cuando realizamos el contrato nos brindan una serie de propiedades en nuestro plan de hosting, pero no podemos pedir más de lo que hemos pagado.

Estas son las claves para tener en cuenta:

El Espacio de almacenamiento

Un buen espacio de almacenamiento siempre es bienvenido y este no lo asigna la empresa a la que le estamos comprando el hosting, para que el sitio web que vamos a montar vaya rápido necesita tener espacio libre, por eso es muy aconsejable que siempre sobre espacio a que falte.

Lo mínimo que necesitamos para que nuestra web vaya bien, pensando que hemos instalado WordPress es de 1 GB utilizable, por ende el espacio para empezar podría ser de 5 GB.

La Transferencia mensual

Cuando tenemos una web y esta carga, a tu servidor debe mandar la información al navegador del usuario. Así que si cada usuario entra por lo menos a 3 de nuestras páginas o entradas, podemos decir que cada usuario consume algo más de 3 MB en cada visita.

De todas formas no siempre es de esta forma porque lo que ocurre es que el navegador del usuario guarda una copia de nuestra web en caché, por ende no carga toda la página, solo una copia que ya tiene guardada.

En todos los casos, esas pequeñas transferencias de datos son contadas y contabilizadas por la empresa que nos brinda el alojamiento mes a mes. El problema es cuando excedes ese límite, te podrían cobrar un excedente o plus o el sitio web deja de funcionar.

Así que podemos iniciar con una cuota de transferencia de 50 GB que ya van más que de sobra para un sitio web pequeño.

Ocupar Discos SSD

Uno de los aspectos más que importantes es el desempeño de un servidor, por ende la velocidad con la que carga el sitio web, por ende ocupar buenos discos SSD siempre esta demás.

Generalmente, antes se ocupaban discos HDD mecánicos con algunos parches para hacerlos más veloces. Pero siempre eran insuficiente para un disco que estará trabajando las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Siempre es necesario un disco ágil y los SSD son buena opción por su desempeño y beneficio para nuestro proyecto web, si deseas más información puedes leer nuestra, guía del mejor hosting SSD.

2. La buena tención al cliente

En todo servicio de hosting siempre nos saltará alguna duda de como hacer algo, realizar alguna consulta o nos veremos obligados a realizar alguna modificación con respecto a servidor, como por ejemplo actualizar la versión de PHP.

Para evitar perder el tiempo valioso debemos buscar una empresa de almacenamiento que mantenga un chat directo con sus clientes, así el servicio es más rápido y se resuelve de mejor forma.

Si tienes una incidencia grave en tu web (ataque o caída, principalmente) es considerable tener una manera de contacto directa y veloz y el teléfono es la preferible alternativa.

Soporte técnico

Un hosting es algo muy técnico. Informática pura y dura. Se intercalan sistemas con programación. Por consiguiente, no solo es una materia avanzada, sino que son dos.

La mayor parte de los que contratamos un hosting compartido no poseemos formación en la materia, por lo cual nos importa que nuestro proveedor cumpla con esa labor de sustento técnico, por lo cual logre pasar.

Aquí es primordial que la atención sea 24 horas, debido a que Internet no duerme.

Atención al cliente

La atención al cliente en un hosting de calidad es algo sumamente importante porque no, aunque no siempre vas a requerir que de solución algo técnico, siempre viene bien realizar una consulta, así sea técnica, comercial o administrativa.

En todo caso una respuesta rápida y acertada nunca esta demás, aunque no sea nada técnico o algún problema con nuestra web.

Esta parte del servicio lo puedes consultar incluso antes de firmar el contrato de hosting, llamando a alguna empresa y viendo el tiempo de respuesta.

3. Rendimiento

Un sitio web es nuestro escaparate en la red virtual, muchas veces comparado con otro trabajador más, pero que no duerme, por ende este debe ser rápido para dar respuesta a los visitantes o abandonaran el sitio rápido.

Si la velocidad en la que muestra la web es menor a 1 segundo es un tiempo destacable, ya si sube a 2 o 3 segundos es lo normal, pero si ya pasa de 3 segundos tu visitante no espera y pasara a la siguiente web eso te lo aseguro.

Aquí hay que diferenciar entre dos cuestiones: una cosa es el desempeño de tu web (velocidad de carga) y otra el desempeño de tu servidor (velocidad y estabilidad).

Para tener una web ligera depende fundamentalmente de dos factores:

  • La calidad del servidor: debe ser una máquina fuerte y estar mejorada para sugerir un desempeño más alto.
  • La actualización de la web: hay varios componentes que hacen que tu web cargue más acelerado y que tienes que trabajar dentro de ella, como el archivo temporal, la compresión de las imágenes o usar la más reciente versión permanente de PHP.

Para medir la agilidad de carga confiamos en estas aplicaciones:

  • GTMetrix: Una de las utilidades más populares. Mide el desempeño de un sitio web por medio del PageSpeed Score y el YSlow Score, dos parámetros que miden lo mismo sabiendo puntos diferentes.
  • PingdomTools: Es la utilidad más especial para medir el tiempo de carga de un sitio web. Da 4 servidores en diferentes sitios de todo el mundo para que elijas el que desees. En el primer test siempre van resultados peores. Es aconsejable llevar a cabo numerosos y elegir una media.
  • PageSpeed Insights: Google siempre tiene algo que decir en lo que tiene relación a páginas de internet. Quiere que las webs estén optimizadas y carguen ágil, debido a que posibilita las cosas al usuario. Exhibe la agilidad y la actualización. El primer apunte solo lo exhibe para webs que tienen cierto tráfico.

Estas pruebas de agilidad de carga las hacemos primero sin encender la archivos temporales y después las repetimos con la archivos temporales activada y observamos las diferencias.

Como ves, no es difícil entender si un hosting es de calidad. Es más, antes de leer este artículo, ya intuías si tu hosting era bueno o no. Siempre hay un intangible que se hace presente y escasas ocasiones falla.

Usa tu intuición y este detallado artículo para elegir si continúas o no con tu proveedor de hosting de hoy.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está satisfecho con él. Más información